¡Enganchados!

jueves, 28 de junio de 2012

Antes de que salga el Sol (II.II)

Capítulo 2.2


¿Por qué demonios Mery la estaba mirando de forma tan apenada? Sus ojos, marrones oscuro, se habían tornado de un color dorado electrizante que le puso los pelos de punta nada más verlos. Era como si transmitiera sus sentimientos a través de ellos. ¿Qué diantres le estaba pasando? ¿Acaso se había vuelto loca? ¿Todo eso no era nada más que una horripilante pesadilla? Pues si así era, estaba ansiosa de despertar. Sin embargo, para cerciorarse de que así era y, pellizcándose, descubrió con pesar que estaba en el mundo real.

Su amiga seguía sujetándole del hombre y pudo notar unos débiles temblores que desprendía su mano. Al percibírselos, sin recordar el lugar ni las circunstancias en las que estaba, le agarró la mano firmemente para lograr reprimir sus temores. Ella le miró con ojos sorprendidos, como si no se esperara que fuera a ocurrir eso y, al darse cuenta de que ella había sido cómplice de su captura, soltó rápidamente su mano. La verdad es que no le agradó mucho cuando el semblante de su mejor amiga se volvió triste y acongojado, como si un dolor lacerante la estuviera recorriendo de arriba abajo. Entonces, fue apartándose poco a poco hasta quedar a una distancia lo suficiente alejada como para poder hablar sin tener que mirarla a la cara.

-          Ivett… No se como debería decirte esto- Sus ojos se movían compulsivamente intentando buscar algo que pudiera ayudarla y cuando vio al hombre que había estado hablando con ella, se le silenciaron los labios- No, nada.

Ivett se volvió y encaró de nuevo a Igor. Este miraba a Mery con cierto aire de desprecio, y su mirada le decía que mantuviera la boca cerrada.

-          ¿Qué es eso tan importante que debo saber?

Ahora la atención de Igor cayó sobre ella y, sacando valor de donde no lo tenía, le dijo:

-          Mira, no me importa una mierda quien eres, ni por qué miras a los demás como si fuéramos basura, pero lo que no te voy a permitir es que te atrevas a asustar a Mery, ¿de acuerdo?

El rostro de Igor no pareció muy feliz ante el aviso y sonriendo de manera cínica, se acercó un poco más a ella y le agarró de la muñeca oprimiéndole de tal forma que no pudo evitar soltar un pequeño alarido. Sus ojos irradiaban chispas y el odio que parecía poseer crecía a cada momento. Llegó a pensar que la iba a matar en ese instante, pero, con la misma rapidez del diablo, el mismo atractivo y peligroso hombre que la había salvado, se interpuso entre ellos.

-          Para- Le dijo cortantemente- No has venido aquí para esto, y si ese es tu propósito, te pediría amablemente que abandonaras la sala.

Ivett no logró mirar el gesto que él tenía puesto, pero Igor observaba como los ojos de aquella inmensa figura se volvían de un rojo sangre que lanzaban rayos de furia. En ese mismo instante, salió de la sala como pies que lleva el diablo y cerró la puerta de un súbito golpe. Ella seguía paralizada ante lo sucedido, pero una extraña y cálida mano tocó suavemente su cabeza, acariciándola de modo protector. Entonces fue cuando alzó la cabeza y quedó sorprendida por una cosa. Sus ojos… Ya no eran del mismo color rojo que había visto cuando él la había salvado, no. Ahora un intenso y profundo color verde recorría cada uno de sus extremos. ¿Acaso eso era posible? ¿Quizás había usado lentes de contacto? No estaba segura del todo, pero se prometió que lograría saberlo todo y cada uno de sus secretos. Todo a lo que él concernía comenzaba a picarle la curiosidad y, sin pensárselo dos veces y sonriendo de forma picarona, enfrentó a aquel ser que parecía despertar en ella un deseo que había considerado olvidado desde hacía mucho tiempo. 




miércoles, 13 de junio de 2012

¡Nueva Colaboradora!

Bueno, bueno, bueno, bueno... ¿Pero que tenemos aquí? ¡Pues nada más, y nada menos que una nueva colaboradora! Ya era hora de que yo (M y M) dejara mi trono de honor de única en el lugar y cediera un poco de poder a alguien más. 

Y os estaréis preguntando quién será la persona que nos acompañe de aquí en adelante, ¿verdad? Pues se trata de una chica misteriosa. Se podría decir que es alguien con un ambiente intrigante y que suscita interés. Tiene varias aficiones en las que destaca, como la informática (un punto a favor para el blog), pero ella va a participar a su manera, de una manera especial. De una manera en la que... ¡Os deje mucho más Enganchados que antes!

Al final, me estoy yendo por las ramas y no la voy a presentar como es debido:

- ¡ELLA SE LLAMA SITA!

Y se puede considerar como la mano derecha de Dios. ¿Y os preguntáis quién es Dios? Pues en este lugar, soy yo. La creadora de todo, la inventora de cosas impensables, la escritora de historias escalofriantes, la... Bueno, yo. Y, como es normal, todo Dios necesita a alguien. Sin embargo, ese alguien no es cualquiera. Tiene que ser la persona en la que más confía, en la que se apoye, o (quien sabe) la que al final consiga el puesto de Dios. Todo es posible, solo depende del gusto de nuestros delicioso Enganchados. Siempre son ellos los que deciden lo que gusta y lo que no. Todo lo son ellos.

Por eso, espero que o guste mi mano derecha, mi otro yo, mi futuro yo... 

Y con esto, os presento a la nueva y misteriosa:

...SITA...




jueves, 7 de junio de 2012

Fin de los Exámenes.

.El Fin.


Bueno, bueno, bueno... Se que hasta ahora no he podido escribir mucho, pero hay una razón bastante simple. He estado de exámenes. Entre estudios, clases y demás, no he tenido el tiempo suficiente para dedicarme a fondo al blog, aunque tampoco lo he abandonado :D En fin, pues que ya casi he terminado y para que veáis lo que me preocupo por vosotros, los "enganchados", os voy a decir una cosa:

- Os tengo preparada una sorpresa.

Esta es la típica frase que una madre diría, ¿no? Pues ahora mismo imaginaros que soy vuestra madre, sí. Imaginaros el momento en que vuestra madre os dice esto, ¿qué es lo que sentís? Pues sorpresa. Todo el mundo se sorprende ante un acto inesperado, pero también hay otros sentimientos. Nos da gusto, nos sube el ánimo, los nervios se disparan y queremos saber qué es lo que nos depara.
Pues esto, mis queridos lectores, es una gran noticia para el lugar. Habrá gente que lo aprecie y otra que no (siempre pasan este tipo de cosas), pero para mí es una GRAN NOTICIA. Así que espero con entusiasmo que también lo sea para vosotros.

Un beso mortal,

M y M.

Pd: Espero que los exámenes os hayan ido bien y que todos hayáis aprobado todo con éxito para que no os quiten el ordenador y sigáis leyendo mi blog (sí, soy un poco egocéntrica) y poder pasar un gran VERANO :) Y suerte para los que les quede alguna. ¡Animo!



domingo, 3 de junio de 2012

Antes de que salga el Sol (II.I)

Capítulo 2.1


¿Qué había sido aquello? ¿Solo una imaginación? La extraña sensación de peligro que había emanado de aquel hombre se había esfumado en un segundo. ¿Acaso todo había sido un sentimiento equivocado? Comenzó a pensar que no debía darle importancia a todo eso...

- Estamos encantados de que se encuentre en nuestra humilde morada - Hizo un reverencia a modo de saludo y volvió a fijar sus ojos en ella. Realmente eran de un verde especial...- Debería presentarme. Mi nombre es Igor y yo soy el gerente de este lugar. En un momento, la señorita Agnes la atenderá para conducirla y acomodarla en su habitación...

No podía escuchar más. Por mucho que aquel hombre continuara hablando y hablando, ella ya había desconectado del todo. Para empezar, ¿en dónde diablos estaba? Miró en todas las direcciones. El exterior no era exactamente bonito. Los árboles estaban secos y no se percibía un atisbo de vida. Además, ¿quienes eran todos ellos? Sin contar a Mery, no los había visto en toda su vida, o al menos no lo recordaba... ¿Qué hacía ella en ese lugar? ¿Qué querían aquellas personas? ¿Qué...?

- Señorita... ¡Señorita!

La voz de Igor hizo que saliera del trance momentáneo.

- ¿Qué?
- ¿Se encuentra bien?
- No...
- ¿No?
- Para empezar - Acababa de estallar y no había quien la parase- ¿Qué es todo esto? No entiendo que estoy haciendo en este lugar y sigo sin comprender por qué me han traído aquí. Segundo, ¿quiénes son ustedes? Es la primera vez que los veo en toda mi vida y de repente irrumpen en mi vida para llevarme con vosotros sin ni siquiera explicarme nada. Después, por si fuera poco, y no menos importante, os presentáis de manera tan cortés, normal y como si me conocierais de siempre y me ubicáis en una zona de esta casa como si viviera aquí. ¿Qué está pasando aquí? ¿Eh? ¿Alguien me lo quiere explicar?

Comenzó a mirar a todos para ver si alguno podría ser sincero y valiente para decir algo, pero todos... ¡Todos! Agachaban la cabeza para no mirarla. De repente, una mano tocó su hombro y se giró. Mery estaba a su lado, y sus ojos no decían nada bueno... Fue el momento en el que se sintió más sola en toda su vida.